Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso

Noticias

Últimas Novedades.

Beneficios de un spa si estás embarazada

El spa es un servicio que te relaja y mejora tanto tu estado psicológico como el físico. Hay quienes acuden a los que se encuentran en balnearios, pero algunas personas incluso los han instalado en sus casas.

Por si tenías alguna duda al respecto, te confirmamos que puedes hacer uso de ellos cuando estás embarazada.

A continuación, te damos algunos consejos relacionados con las ventajas de ir a los spas antes de dar a luz. Toma nota de ellas. 

¿Puede ir al spa una embarazada?

Sí. En especial, te recomendamos que lo haga en el segundo trimestre. Sin embargo, tienes que consultar a tu ginecólogo qué tratamientos van a ser útiles en este estado. Ten en cuenta que, por ejemplo, no te vendrán bien las descargas de chorros de agua a alta presión en la zona del abdomen. Asimismo, deberás asegurarte de que las propiedades de las aguas que tomarás no serán perjudiciales para embarazadas. Por ejemplo, las vasodilatadoras no convienen.

No obstante, existen diversas ventajas asociadas al spa para una embarazada. En las siguientes líneas te las contamos. 

Embarazo y spa: ¿por qué pueden ir unidos?

Embarazo y spa no son, ni mucho menos, conceptos incompatibles. Recuerda que los tratamientos que se dan en estas instalaciones alivian tu estrés y reducen tu ansiedad y retención de líquidos. En resumidas cuentas, tu sistema inmunológico los agradecerá

Pero, además, has de valorar que los efectos de los spas son muy convenientes determinadas zonas del cuerpo. Por una parte, los hinchazones en los tobillos y las piernas disminuirán, lo que contribuye a que se expulsen sustancias de desecho y te sientas menos pesada. Por otro lado, la mezcla de temperatura, agua y masajes mitiga tus problemas lumbares. Los músculos y el sistema nervioso se relajan. 

En definitiva, consulta a tu médico cuáles de sus tratamientos son buenos para la salud. ¡Y haz uso del spa!