Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso

Noticias

Últimas Novedades.

5 esencias únicas para tus masajes aromáticos

¿Sabes cuáles son las esencias más destacadas para los masajes aromáticos? En Augalia te informamos sobre la aromaterapia y sus 5 esencias aromáticas estimulantes y afrodisíacas para realizar masajes y liberar la tensión del cuerpo. 

El jazmín

El jazmín es una de las esencias más destacadas en los masajes gracias a su dulce y provocador aroma que se penetra de forma intensa. Sirve para que te relajes, te olvides de la sensación de tristeza y elimines el estrés y las emociones acumuladas durante el día. 

La lavanda

La lavanda es una de las fragancias relajantes más conocidas ya que cumple la función de calmar el sistema nervioso de una forma terapéutica. Su aroma destaca por ser fresco, delicado y floral, y puedes emplearlo en los masajes para aliviar el estrés, el insomnio, la ansiedad y otros problemas emocionales. 

El eucalipto

El eucalipto es un aceite que se consigue mediante la extracción de las hojas y lo puedes usar para los masajes y así conseguir relajar los músculos que están tensos. 

El limón

El aceite esencial de limón cumple la función de estimulante para los problemas de circulación y la celulitis. Esta fragancia es popular por su aroma refrescante y sus propiedades limpiadoras y tonificantes. Por eso es interesante para los masajes, eso sí, siempre con un aceite portador como el de coco.

El sándalo

El sándalo es el aceite sagrado en aromaterapia al tener muchos beneficios terapéuticos que se consiguen mediante los masajes. Puedes utilizarlo para conseguir crear una sensación de tranquilidad logrando l encontrar tu armonía interior y también para favorecer la hidratación y la regeneración de la piel.
 
En definitiva, las esencias más destacadas para la aromaterapia son las mencionadas, así que no dudes en utilizarlas en tus masajes para conseguir beneficiar tu cuerpo y tu mente. ¡No lo olvides!