Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso

Noticias

Últimas Novedades.

Recomendaciones para usar un baño turco


Dentro de la categoría de baños termales se encuentran los baños turcos. En este tipo de baño, el vapor se apodera de la estancia donde tiene lugar. Para poder conseguir este efecto, un generador es el encargado de convertir agua en vapor y extenderlo. Parecido a la sauna pero con diferencias

Consejos previos a usar el baño turco

Cuando tomes un baño turco hay que tener la precaución de mantener un poco de tiempo al cuerpo para que se adapte de manera correcta a lo que posteriormente estará expuesto.

A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber para poder disfrutar de los beneficios de este baño.

Mantente hidratado

Es fundamental antes de realizar este tipo de baño, que tu cuerpo esté totalmente hidratado, ya que es muy probable que pierdas bastante sudor durante el mismo. Lo ideal es que bebas dos o tres vasos de agua antes, durante y después de cada sesión de un baño turco.

Date una ducha antes y después

Dúchate siempre que vayas a utilizar un baño turco o cualquier otra sauna. Si utilizas cualquier tipo de loción solar o aceites, debes saber que no ayudarán a que las toxinas salgan de los poros cuando estés en una sesión de baño turco. Para cerrar estos poros, es ideal el sumergirte en agua fría una vez finalizada la sesión.

Limita el tiempo de la sesión

El tiempo correcto para llevar a cabo una sesión de baño turco es de unos 15 a 20 minutos. Para calcular la sesión, puedes ayudarte de un temporizador, una vez que finalices puedes refrescarte y volver a entrar si quieres. Eso sí, deja que tu cuerpo deje de sudar antes de volver a entrar.

En definitiva, los baños turcos traen consigo numerosos beneficios para tu salud y belleza, pero siempre tendrás que tener en cuenta estos tres consejos. ¡Disfruta ya de un buen baño turco!